Recomendaciones a la hora de comprar un saxo

Excelente artículo escrito por el luthier Enrique Propato para Jazzeando. Despeja todas las dudas que uno tiene cuando decide comprar su primer saxofón, de una manera clara y sencilla. ¿Estás buscando tu primer saxo y no sabés qué es lo que tenés que preguntar? Acá tu solución: un luthier de renombre contesta tus preguntas! Incluye un mail de consulta para resolver tus dudas, gratuitamente.

Comprar un saxo

Me quiero comprar un saxo

Por Enrique Propato, luthier de vientos.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{googleAds}

<script type="text/javascript"><!--

google_ad_client = "ca-pub-7214161978811980";

/* Rectangulo Grande */

google_ad_slot = "7526795333";

google_ad_width = 336;

google_ad_height = 280;

//-->

</script>

<script type="text/javascript"

src="http://pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js">

</script>

{/googleAds}

¡Qué tema! ¡Cuantas dudas!, ¿en qué me baso para decidir esta compra?

Este tipo de preguntas, habitualmente las escucho cuando se quiere regalarle un saxo a alguien, o sea ha decidido tener el primer instrumento, reconociendo (en el caso de gente sensata) que sobre este asunto no se sabe nada.

Se suelen repetir todo tipo de “afirmaciones” sobre las virtudes o defectos de tal o cual marca o modelo: en este primer punto ya es necesario hacer una aclaración: no siempre estas afirmaciones dichas con carácter de dogma responden a una plena realidad”. Muchas más veces de lo imaginado, con los instrumentos pasa igual que con las personas: la “fama” no garantiza inevitablemente un nivel supremo de calidad.

{mosgoogle left}

Sucede que muchas veces se transmiten opiniones parciales, las cuales cada vez que son retransmitidas se les agrega o quita algo, según sea el entusiasmo del informante de turno, debiendo aclarar que no me estoy refiriendo únicamente a los que recién se introducen en el tema sino también a ciertos “profesores o profesionales” que, más allá de su oficio bueno o malo, generalmente sólo conocen los instrumentos que han tocado.

Atención: no quiero decir con esta introducción que no haya instrumentos ciertamente famosos que valga la pena comprar; simplemente estoy alertando para que al decidir su compra, se consideren otros factores para hacer una sensata decisión.

Empecemos por determinar los parámetros prioritarios de la búsqueda:

  1. Fijar nivel pretendido.
  2. Modelos famosos (vintage), sus virtudes y defectos. Precios.
  3. Nivel de estudio: principiante, intermedio o profesional.
  4. Destino tentativo del género musical en que se lo piensa utilizar.
  5. Capacidad de reventa asegurada.

Fijar nivel pretendido: es necesario entender que la “relación precio calidad” es de tener muy en cuenta. No se puede pretender acceder a un gran instrumento con una inversión muy acotada; esto que parece una obviedad, muchas veces es olvidada en el momento de tener una atractiva oferta con muy bajo precio, de algún instrumento que posee marca renombrada. El entusiasmo excesivo generado muchas veces por la argumentación del vendedor, aí como la propia fantasía o simplemente moda sin fundamentos, pueden llevarnos a una equivocada elección, y tener problemas posteriores o un enorme sobrecosto para restaurarlo, mantenimiento, etc. Hay instrumentos de nivel estudio, intermedios y profesionales. Esto es válido para instrumentos viejos o modernos, ya sean usados o nuevos.

Modelos famosos (vintage), sus virtudes y defectos. Precios: Tomemos como ejemplo la moda o tendencia actual a buscar saxos con pasado, de marcas que fueron famosas y que se suponen tienen una particular sonoridad o carácter onda retro, y que habitualmente se los denomina “aggiornadamente” vintage (queriendo significar algo antiguo, prestigioso por su edad, etc.). El problema es bajo este calificativo, no sólo se venden saxos de claidad del pasado, sino que también instrumentos obsoletos generalmente sobrevalorados, y en algunos casos verdaderos engendros o “reliquias” de museo, muy alejados de las prestaciones que puede brindar un instrumento moderno.

Si hablamos de saxos con prestigio del pasado citaremos sin ser excluyentes a marcas como Selmer, Buffet, Martin, SML, King, Buescher, Conn, King Marigaux, Julius Keilwerth como el grupo de mayor prestigio y calidad. Otro grupo de menor posicionamiento podría ser Evette Schaeffer, Leblanc, Dolnet, Signet, Couf, Holton, Panamerican, Gras. Hay otras marcas francesas, italianas, inglesas, alemanas con calidades varias. ¿Cuánto hay de verdad en sus tan famosas cualidades? Depende: los hay con bueno sonido y buena mecánica (correcta ergonometría, que los hace cómodos para ejecutar) y los hay sólo con buen sonido e incómodos.

{mosgoogle left}

Del primer grupo, sólo el Selmer se puede decir que aún es sus modelos más antiguos y famosos como ser Modelo 22, Modelo 26, Cigar Cutter, Radio Improved, Balance Action, SuperAction (llamado Super Balanced Action), Mark VI y Mark VII (realizados entre los años 1922 y 1979)se presentan cualidades sonoras y mecánicas buenas.

Del segundo grupo, hay instrumentos de una gran calidad sonora pero incómoda digitación y cuestionable mecánica, como por ejemplo el Martin, el Buescher, algo menos el King y el Conn (poseedor de un excepcional tubo armónico con gran afinación, pero también con una mecánica muy incómoda); en este último caso, la marca fue vendida hacia 1960, y también perdió esa característica sonora.

Un buen modelo de Selmer Alto o Tenor, digamos puede estar (según su estado) enn el orden de los 3000U$S o más si es un Mark VI de las mejores series. Cualquiera de las otras marcas puede oscilar entre los 1800U$S hasta los 2500U$S para ciertos modelos más buscados.

En resumen, no olvidar consultar a un luthier previa a la compra para que evalúeel estado del instrumento ofrecido y el costo de las mejores o restauración necesaria, pues que esto será un inevitable y considerable sobreprecio que habrá que agregar a la compra.

Nivel de estudio: principiante, intermedio o profesional: como dije antes, siempre hubo saxos de estudio, intermedios y profesionales, pero sólo en la actualidad se puede pensar en comprar un instrumento de estudio (de los viejos ni pensarlo!) pues la calidad de ejecución actual en relación al precio tan bajo que se paga por ellos, es bastante alta. Los instrumentos intermedios también son buenos pero la relación precio-calidad no es tan conveniente como en los anteriores. En mi opinión, si se tiene un presupuesto generoso, tratar de hacer el gasto de llegar a un “profesional”. De ser posible (según su condición económica), el principiante debería tener el mejor instrumento posible, dado que en los vientos esto es más necesario que en otras familias de instrumentos.

En síntesis, mi consejo es: comprar un buen saxo moderno de estudio, y si la cosa prospera y hay condiciones, pasarse directamente a un profesional nuevo o usado con garantía de luthier.

Destino tentativo del género musical en que se lo piensa utilizar: también es de tener en cuenta cuál es el verdadero y real uso que se va a hacer del instrumento, según el tipo de música o nivel que se piensa estudiar o ejecutar. Ciertos géneros musicales son más exigentes que otros en cuanto a calidad de emisión y afinación. Sabido es que en algunos casos sólo se busca imagen del instrumento y lamentablemente no mucho más.

Capacidad de reventa asegurada: cuando uno hace una inversión, se debe tener en cuenta su recuperabilidad, ya sea para una venta inesperada, o un cambio por otro modelo mejor, u otra razón. Los saxos con modelos famosos tienen un valor de reventa firme y en ascenso. Las marcas modernas de buena calidad también lo tienen. Otros saxos muy viejos, o muy económicos y malos actuales, van a sufrir una merma, o al menos tendrán que esperar un tiempo prolongado al candidato para poder venderse.

En síntesis, mi consejo es: ya sea en saxos de estudio, intermedios o avanzados, comprar con asesoramiento marcas reconocidas, puesto que esto favorece la reventa.

Consideraciones finales: salvo modelos indiscutidos, no siempre es conveniente comprar los saxos del pasado si no se tiene una certificación del estado por medio de un luthier de confianza. Recordar que una reparación importante vale lo mismo para un saxo de 600U$S que para otro de 4500U$S o más.

Todos sabemos el alto precio de los saxos modernos nuevos, quizás inalcanzables para muchos (las mejores marcas como Selmer, Yamaha, Yanagisawa, Keilwerth o Buffet oscilan entre 2800 y 8000 U$S), pero es necesario decir que el tiempo y la tecnología no han avanzado en vano: estos son instrumentos de una extraordinaria perfección y comodidad, que en muchos casos supera a algunos de los “míticos” del pasado. Recordar que un Escarabajo WW fue sin discusión un coche extraordinario, pero sin lugar a dudas es un monopatín al lado de un WW Passat actual.

Una consideración especial merecen ciertos saxos de origen chino, de las nuevas marcas y series: Júpiter, Century, Parker, Unison y otros. Son una opción sensata cuando no se dispone de una suma importante para apuntar a algo mayor. Son instrumentos muy modernos, cómodos, bien afinados y actualmente con excelente presentación, que nada tienen que ver con los espantosos saxos chinos de años atrás que tuvieron tan merecida mala fama y aún hoy generan cientra injustificada desconfianza. Su notable bajo costo los hace indicados para el estudio y algo más.

Nota sobre el autor: Enrique Propato es un reconocido especialista en saxos de larga trayectoria. Su gran labor como luthier de vientos le ha otorgado una merecida fama entre sus colegas y clientes. Si querés contactarlo para consultarle alguna duda, su mail es Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.