Recomendaciones para comenzar a tocar el saxo

Luego del éxito que tuvo el artículo 'Recomendaciones a la hora de comprar un saxo', el luthier Enrique Propato vuelve a la carga con un nuevo artículo destinado a aquellas personas que están pensando en comenzar a tocar el saxofón. Este artículo tiene la intención de contestar las preguntas más frecuentes que suelen aparecer como '¿cuál saxo comprar?', '¿de qué marca?' y '¿cómo comienzo a estudiar?'. Sin más, te invitamos a que leas la nota para aprender sobre lo que nos cuenta el especialista.

 

ME COMPRÉ UN SAXO ¿ Y AHORA ?

Por Enrique Propato – Luthier de vientos

Leer a la nota completa

Aclaración previa:

Tiempo atrás escribí una nota para Jazzeando titulada “Me quiero comprar un saxo”, en donde expliqué que consideraciones iniciales se debían tomar en cuenta para hacerlo sensatamente. Aquí va una segunda entrega para ampliar algunos aspectos y agregando otras consideraciones que hacen al tema fundamental de cómo encarar el estudio de un instrumento musical.

Supongamos que nuestros lectores, han tomado en cuenta las recomendaciones del articulo anterior, y finalmente han concretado la “compra” tan ansiada de un saxo. Supongamos también que han tenido mucha suerte de conseguir un buen instrumento con un buen estado, correcta o tolerable mecánica, a un precio lógico y razonable, (¡mas suerte aun!!), y sobretodo haber eludido ser engañado por comerciantes y/o “técnicos de ocasión” que lamentablemente existen; que venden malintencionadamente “joyas del pasado” “a precios actuales”, instrumentos que en el mejor de los casos hay que invertir en ellos, mas de los valen para dejarlos en buenas condiciones. (aclarando que ello no es siempre plenamente posible)

Doy un ejemplo: un saxo Alto Conn (genuino USA modelo Shooting Star- ultima serie de esta afamada marca fabricada antes que la firma fuese vendida y su calidad descendiera marcadamente)- puede valer en plaza actual entre 3,500 $ y 4.000 $ dependiendo de su estado. Una buena restauración general que incluya el enzapatillado completo, ajuste general de calibrado etc. cuesta 1.900 $ (trabajo profesional de primera categoría, con zapatillas importadas con resonadores de acero inox. etc. pero aclarando que no incluye ni accidentes graves ni faltantes de piezas); entonces fácil es imaginar que si al instrumento comprado en la suposición de que -no había que hacerle nada- se le agrega este o mayores sobre costos, la compra resultará económicamente desafortunada.

 

Cabe la pregunta : ¿cual saxo comprar ?

La familia de este instrumento esta compuesta por: 1-sopranino –2-soprano -3 alto(contraalto) –4 tenor –5 barítono -6 bajo-contrabajo (enumerados cronológicamente del registro mas agudo, al mas grave). Los mas conocidos y utilizados actualmente son el ALTO, TENOR, SOPRANO, BARITONO en ese orden de utilización popular.

Saxo sopranino, soprano y alto

Saxo tenor, barítono y bajo

El saxo alto, es sin duda el mas indicado para comenzar el estudio, en particular para niños, jóvenes y mujeres (a partir de los 8 años) por tener un peso perfectamente tolerable . Obviamente también puede serlo el tenor, pensando en un físico de adulto (no tanto para niños de 10 años o poco mas), el soprano no es un instrumento apropiado para comenzar el estudio, a él se llega luego de tocar un alto o un tenor previamente, lo mismo sucede con un barítono, aunque es necesario aclarar que el soprano tiene una dificultad de “emisión” mayor que sus hermanos mayores de la familia. En todos los instrumentos de viento, aumenta la dificultad, cuanto mas chicos son.!! Todos los saxos de la familia tienen la misma digitación, es decir que lo aprendido en cualquiera de ellos sirve en los otros, solamente varia en algo la forma de “emisión” y su afinación. Esta similitud es importante, puesto que muchas veces se elige primero uno, y luego empezamos a gustar de otro; el cambio es perfecta y rápidamente posible con un pequeño período de adaptación.

¿Cómo o porque decidir cual de la familia? ¿Son algunos de ellos mas apropiados para un tipo o genero de música que otros? Un músico talentoso puede tocar cualquier cosa con cualquier instrumento y sacarle posibilidades que uno nunca imaginó, pero…..en términos generales y para el común denominador de los aficionados, el saxo alto tiene un espectro quizás mayor que los otros, pues se utiliza tanto en música popular, jazz, funk, fusiones varias, folklore, como en música clásica (dicho esto sin ser excluyente de otros usos), el tenor algo parecido pero mas en la música de jazz, funk, fusiones varias, melódico, algo de tango; el soprano es muy “cantabile” y va muy bien con el melódico, el jazz, el funk, el tango y el folklore, el barítono es un complemento insustituible para formaciones grandes donde se necesite una base grave de apoyo (sin excluir su posibilidad de solista).

Repito: se puede decir que el Alto (Contra alto) es el mas apropiado para comenzar su estudio.


¿Cómo estudio ?

El saxo es afortunadamente un instrumento que da satisfacciones en no demasiado tiempo (dicho esto con la debida mesura y según el tiempo que se le dedique).

En algo quiero ser absolutamente terminante: -NO PENSAR QUE SE PUEDE COMENZAR SU ESTUDIO SOLO- en forma autodidacta, por mas conocimiento de música u otros instrumentos que se pueda tener; hacerlo de esta manera es la garantía de adquirir vicios que luego son muy difíciles de corregir, y a veces se arrastran para siempre.

La elección de un profesor no es fácil, pues al margen de sus necesarias condiciones “pedagógicas y de comunicación”, debe ejecutar muy bien el instrumento. Esto que parece una obviedad no lo es tanto, pues en los instrumentos de viento, el sonido lo hace el que toca, -no “existe” - como algo fijo en el instrumento para cualquiera que lo intente, por ejemplo como en un teclado. O sea que la técnica de emisión es de una importancia capital y excluyente. Si no se posee un nivel respetable para ello, no se puede transmitir; seria como querer aprender a silbar con alguien que lo explica con palabras , pero no lo hace o lo hace mal.

Atención que puede suceder, que sea un músico profesional en actividad de muy buen nivel, pero que sin embargo no tenga un “sistema o método correcto ” de transmitir sus conocimientos al alumno, esto que también se da, y no es tampoco aconsejable. No siempre los mejores músicos son los mejores profesores.

No concurrir a esos lugares donde se presentan “profesores multipropósito”, que por ejemplo enseñan indistintamente, guitarra, bandoneón, teclados, arpa indígena, violín, sicuri, manualidades y saxo.

No elegir un profesor solo por el precio o la cercanía de su casa con la del alumno.

Es preferible ir menos veces, y/o viajar mas, que recibir solo por comodidad un mal nivel de formación inicial. Salvo en una primerísima etapa de 3 o 4 meses, una vez por semana es suficiente, si se tiene la disciplina de estudiar seriamente todos los días no menos de 2 horas diarias al principio, llegando a 5 o 6 en etapas posteriores.

Lo óptimo es la enseñanza personalizada, pero si económicamente no se puede, los “conservatorios públicos”, son una alternativa, aunque muchísima mas lenta (aun en el mejor de los casos), dado la cantidad de alumnos y el tiempo que los profesores les dedican en forma personal a cada uno y en cada clase. Si el alumno siente que estudia bien y no avanza, no dudar de cambiar rápidamente de profesor.

No cometer el error de creer que estudiando siempre solo por mas bien que se haga ello, se va tocar bien. Es necesario paralelamente el temprano contacto con otros músicos, aprender a afinar en conjunto, frasear, etc. Hacer música simple en pequeñas formaciones es de fundamental importancia para ir avanzando en el estudio y dominio de los estilos. Miles de horas de escalas de todo tipo, y grandes conocimientos de armonía no garantizan que por ejemplo se pueda improvisar en el jazz, (sin ello tampoco por supuesto). Un último consejo: graduar el grado de dificultad de proyectos que se encaren acorde con el nivel que se tenga, para no autocolocarse en la “guillotina” y luego deprimirse por ello.

Al margen de esto, hay que entender de una vez por todas, que se debe terminar con la “perversa cultura publicitaria actual”, con la cual a muchos jóvenes les han hecho creer que -desear una cosa mucho, es garantía de obtenerla.- Falso totalmente, la única forma de obtener algo es romperse el c….. para obtenerlo (aún teniendo talento), Harry Potter no existe, chicos, es una fantasía. Como tantas otras!

Si les quedó alguna consulta o pregunta, no duden en contactarme al mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.