Esta vez presentaremos la reseña al álbum de pianista Brad Mehldau llamado "Live at Village Vanguard".

Esta reseña fue elaborada por la gente del programa radial No Tan Distintos, una radio en donde se chharla sobre j azz, blues, rock, cine y literatura. Los podés escuchar los sábados de 19 a 22 horas por por FM Urbana de San Miguel (107.3), o por sus páginas web: www.fmurbana.com.ar y www.notand.blogspot.com. Al programa lo conducen Guillermo Blanco Alvarado y Alberto "Tano" Rosso.

Sin más preámbulos, conocé la reseña!

Brad Mehldau 

 

 

 

Live at Village Vanguard
 

Un regalo de cumpleaños que amerita ser comentado. Este disco doble refleja lo mejor de una serie de conciertos que el trío de Brad Mehldau ofreció en el Village Vanguard de New York en Octubre de 2006 y fue publicado en Argentina este año. Un gran doble al estilo Manu Ginóbili; si no me cree,  escuchelo …

 

{mosgoogle left}

“Live at Village Vanguard” cuenta con la presencia de Larry Grenadier en bajo y Jeff Ballard en batería. Mehldau es uno de los más notorios pianistas de la actual escena del jazz americano, un tipo al que muchos ponen en el mismo nivel de calidad que Herbie Hancock o Keith Jarret más allá de las diferencias de estilos. En este disco, toca una serie de temas propios, más reinterpretaciones de grandes temas de jazz y esa cada vez más habitual costumbre, no siempre del todo feliz, de recrear temas pop con formato e instrumentos del jazz, en este caso con una versión de “Wonderwall” de Oasis (otra más y van...) muy bien tocada, pero que no convence y se convierte en el único punto dudoso de un excelente disco en directo. Mehldau se luce en cada uno de sus solos; gran técnico, desarrolla melodías separadas una con cada mano (solo genios de la talla de Oscar Peterson, Bud Powell, Keith Jarret y alguno más lo pudieron hacer) y también se muestra como un interesante compositor en temas como “Ruby’s Rub”, “Fat Kid” o “B Flat Waltz”. Grenadier y Ballard muestran su solvencia y categoría dando una perfecta base rítmica sobre la propuesta de Mehldau y sacan buen provecho de sus escasos solos. Dentro de los covers, lo mejor es “Black Hole Sun” de Soundgarden, aunque claro, la melodía original dura cuatro o cinco de los 23 minutos que toca el trío, algo parecido sucede con la versión de “Oh Que Será” de Chico Buarque y definitivamente nos maravilla con su recreación de “Countdown” de John Coltrane. Gran disco; arriesgado, sólido, impecable; no deja dudas respecto al porqué Mehldau es una de las estrellas del jazz contemporáneo; un tipo que, evidentemente sabe como hacer jazz de primer nivel y lo demuestra a lo largo de los aproximadamente 140 minutos que dura todo el set. Y, como decía el gran filósofo y pensador riojano, “siganlon que no los va a defraudar”