En el día de hoy presentamos el cd New Time New Tet del saxofonista Benny Golson, publicado en el año 2009.

 

 

Esta reseña fue enviada por los muchachos de la radio "No Tan Distintos", que están en el aire hablando sobre jazz, blues, cine, literatura y más todos los sábados de 19.00 a 21.00 por FM Flores 90.7. También los podés encontrar en www.radiofmflores.net y en su blog, www.notand.blogspot.com. Lo conducen Guillermo Blanco Alvarado y Alberto "Tano" Rosso.

Te invitamos a que nos envías tu reseña de algún cd que te guste (o no)! Enviala a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla <!-- document.write( '</' ); document.write( 'span>' ); //--> Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla <!-- document.write( '</' ); document.write( 'span>' ); //--> Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla y la publicamos.

 

01. Grove’s Groove (Steve Davis)

02. Airegin (Sonny Rollins)

03. From Dream to Dream (Benny Golson)

04. Whisper Not (Benny Golson)

05. Epistrophy (Thelonius Monk)

06. L’Adieu (Frederic Chopin)

07. Love me in a Special Way (Ed DeBarge)

08. Gipsy Jingle Jangle (Benny Golson)

09. Verdi’s Voice (Giuseppe Verdi)

10. Uptown Afterburn (Benny Golson)

 

Benny Golson: Tenor Saxophone

Eddie Henderson: Trumpet

Steve Davis: Trombone

Mike LeDonne: Piano

Buster Williams: Bass

Carl Allen: Drums

 

produced by Benny Golson & Dennis Wall

engineered by Seth Pressant & Dennis Wall


Uno de los pocos que quedan de los años dorados; una de las leyendas vivas del jazz que no se queda quieto a pesar de su edad (80). Benny Golson y una nueva encarnación del Jazztet que formara con Art Farmer, pero “aggiornado”, puesto al día en sonido y con nombres de lo mas pesado del mainstream del jazz en “New Time, New Tet”, publicado este año (obviamente no en Argentina...)

Esta formación nos trae a Benny Golson en saxo tenor junto a Eddie Henderson (tp) Steve Davis (tb)  Mike LeDonne (p) Buster Williams (b) Carl AllenAl Jarreau (es una lástima que Jarreau no se dedique definitivamente al jazz; tiene todo para ser un grande del género) mas un inédito (Uptown afterburn, un tema magnífico), junto a dos rendiciones excelentes, una a Sonny Rollins en “Airegin” y una a Thelonious Monk en “Epistrophy” y a un par de transcripciones al lenguaje del jazz de temas de música clásica con resultados muy curiosos, en un caso resulta un mix balada – vals en L’Adieu de Chopin, de gran calidad jazzistica, y, el otro tema es “Verdi’s Voice”, basado en el compositor italiano Giuseppe Verdi, no tan lograda como la anterior. El disco tiene, además de una buena elección de temas, tres cosas muy destacables: el sonido de la banda, la actuación de los músicos que la integran y el rol que juega Golson dentro del conjunto. La banda tiene un sonido muy ajustado y colaborador, con un modo muy moderno y, a la vez, rememorando a las excelentes formaciones del apogeo del hard bop (de las cuales el Jazztet de Golson - Farmer fue un ejemplo brillante).

Los músicos dijeron presente a la hora de aportar calidad musical, lo que era esperable al revisar un poco sus curriculums; los desempeños de Henderson y Davis son muy buenos; a lo largo del disco son quienes sostienen con mucha presencia las propuestas musicales, particularmente Davis quien demuestra ser un grande del trombón, quizá a la altura de maestros de la talla de J.J. Johnson o Vic Dickenson.

La base rítmica sostiene de forma impecable la tarea de los solistas, con buenos aportes cuando se los solicita, muy bien LeDonne en el piano, notable la tarea de Buster Williams en bajo (una columna de acero y concreto) y un gran swing de Allen. Se habrá notado que, en el transcurso del comentario sobre banda y músicos no he mencionado a Golson. Y es que Golson se reserva la tarea de arreglador y director de sus músicos; evidentemente disminuido en su potencia para tocar (recuerde que tiene 80 años), realiza breves apariciones, muy suaves, muy buenas todas; y deja espacio para que, lo que él ya no puede hacer (tocar mucho y fuerte) lo hagan los músicos mas “jóvenes” bajo su maestra batuta, sin pretender ser la “estrella” en su propio disco. Esta actitud nos muestra, además de un músico y compositor brillante, a un tipo muy sabio que ha entendido cuando es el momento de ponerse a un costado y, sin perder protagonismo, dejar a quienes pueden hacer el “trabajo duro”.

Muy buen disco, totalmente recomendable, jazz muy lindo de ser escuchado e ideal para cualquier ocasión y una demostración de la sabiduría de un grande que ha escrito su nombre con letras de oro en la historia del jazz.